EL LINAJE DE LOS ARBOLES CENTENARIOS

Cuenta una leyenda que alrededor del año de 1460, Nezahualcóyotl los plantó por solicitud del tlatoani Moctezuma Ilhuicamina y está comprobado que el tiempo que llevan vivos coincide con el periodo que reinó el monarca.

Dentro del bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México, hay seres vivientes que durante más de 500 años han atestiguado importantes eventos históricos, son los árboles de ahuehuete conocidos también como sabinos (Taxodium mucronatum).

Estos individuos no solo tienen importancia histórica, también son una fuente de información climática pues en su interior las capas anuales de crecimiento o anillos ofrecen datos certeros sobre sequías o inundaciones.

La Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) realiza acciones para preservar la identidad genética de estos antiguos ahuehuetes y poder reproducirlos.

En su interior se edificaron templos o teocalli, además de escaleras, calzadas, y caminos bordeados por numerosos árboles, entre ellos de Ahuéhuetl o Ahuehuete por ser considerado árbol sagrado relacionado con el agua, cuyos atributos servían de guía y protección a los pueblos mesoamericanos.

Conoce al ahuehute

-          Se le conoce comúnmente como ahuehuete, sauce llorón, sabino o ciprés de Moctezuma.

-          Tiene más de 20 nombres, 9 en lenguas indígenas como mixteco, tarasco y zapoteco.

-          En México, exceptuando las penínsulas de Baja California y Yucatán, se les encuentra en todos los demás estados.

FUENTE DE:

https://www.gob.mx/conafor/es/articulos/el-linaje-de-los-arboles-centenarios?idiom=es

https://www.gob.mx/conafor

 

Contáctanos